Chiste. La gitana

Había una gitana gorda de mandil que vendía fruta en los mercadillos y que
conoció a un señor de mucho dinero que se enamoro de ella y la quito de la
calle y la trataba como a una reina. Viajes, coches, casas, lujo y mas
lujo…..

Un día, fueron a Marbella a pasar unos días, y asistieron a una fiesta de
gente mucho postín y adineradas.
Estaba la gitana con dos señoras mas charlando de los lujos y placeres de la
vida cuando dice una de ella:

El otro día, fui con mi marido a una exposición de coches y al pasar por
delante de la firma Mercedes vi el último modelo descapotable ¡que me
encanto!.- Y al día siguiente mi marido me lo ha regalado.

Dice la gitana: «maravilloso, maravilloso»

Dice la otra señora, pues yo fui con mi marido a una exposición de joyas y al
pasar por delante de un expositor, vi un collar de oro blanco con rubís y
esmeraldas, ¡que divino!.- Al día siguiente, mi marido me lo ha regalado

Dice la gitana: «maravilloso, maravilloso»

Y le preguntan a la gitana, Oye , o sea, tu marido no te regala nada?
y dice la gitana:

«si , mi marido me ha regalado un profesor de dicción.

Como? dicen las otras.
Si, yo antes decía «asandia» y ahora digo «sandia», antes decia «malacotones» y ahora digo «melocotones»

y antes decía «me sua er coño» y ahora digo «maravilloso, maravilloso»

Gracias Pater

Por favor, valora esta publicación:

MaloRegularBuenoMuy buenoExcelente (Sin valoraciones aún)
Cargando…